Semana 5: Castor et Pollux – Rameau

¿De qué hablar cuando una ópera no te llega? ¿Qué puedes contar a tus comilitones operísticos después de un día decepcionante, en que por más que lo intentaste, no consigues conectar con la obra? En esos caso, siempre asumo: la culpa es mía. Si tantos aficionados disfrutan de Rameau, y yo no, la culpa tiene que ser mía, ¿verdad?

Pero basta ya de lamentos, que aquí hemos venido a disfrutar.

Sigue leyendo

Anuncios