Semana 15: Věc Makropulos – Janáček

¿Qué darías por vivir eternamente joven?

Todo a tu alcance: visitar todos los países del mundo, leer todos los libros, amar desesperadamente a cientos, vivir millones de ti. Conocimiento y sabiduría, belleza y éxito sin fin. Solo una cosa prohibida: decir “No tengo tiempo

Mientras, las vidas de tu alrededor titilan como luciérnagas y se extinguen. Sus existencias te parecen fútiles: son polen flotando en el agua, un movimiento browniano, apenas una vibración. Su único recuerdo es tu recuerdo. Hace ya siglos de siglos que ya no son. Eres un dios en la tierra. Estás eternamente solo.

¿Lo harías? Emilia Marty sí.

Sigue leyendo

Anuncios

Bayreuth, donde la ópera se resucita

bayreuth-festival-theatre

Mi primera vez en el Festival de Bayreuth. Bayreuth, Bayreuth, suena como un sueño. Báiroit. Un oasis de ópera en que mundo y tiempo dejan de existir, la imagen se hace música y la partitura se destila en color. Fantasía colectiva, ejercicio de autopersuasión. Ayer vivimos al maestro Wagner, le dotamos de memoria. Ayer se amó la ópera hasta el extremo.

Sigue leyendo

Semana 14: Juditha triumphans – Vivaldi

La obra que me ocupó la semana pasada, Juditha triumphans, es al mismo tiempo una vieja conocida y un descubrimiento. Debo confesar que antes de ponerme a escucharla, ya había oído toda la maravillosa música de esta obra. Mientras escribía textos para FEBiotec, mientras trabajaba, al pasar la aspiradora… Los ritmos, siempre energéticos, la variedad de la melodía, ese vigor barroco, eran perfectos para las tareas de casa. Yo fregaba los platos mientras los cantantes intentan el más difícil todavía, introducir cada vez más variaciones en las repeticiones de las arias, un nuevo instrumento en los obligados. Y era feliz.

Ahora me diréis que lo de esta semana entonces no se vale. Que no estoy descubriendo una nueva obra y soy un tramposo, un impresentable, el Jordi Pujol de los blogs de ópera. Pero lo diréis sin razón, porque como dice en las reglas, que por otro lado, también he redactado yo,  son nuevas todas las obras que no haya escuchado con el texto delante (libreto o subtítulos), enterándome de todo lo que ocurre. La ópera es teatro cantado, y como tal, debe entenderse. Y por eso, Juditha triumphans es mi ópera número decimocuarta en mi reto Las 52 Óperas del Año.

Sigue leyendo