Semana 13: Die Meistersinger von Nürnberg – Wagner

No sé si ha sido el azar o el subconsciente quien lo ha decidido así (os aseguro que no estaba planeado). Pero, precisamente en la semana decimotercera de mi desafío, he conocido la última obra que me quedaba del llamado canon de Bayreuth. Los maestros cantores de Núremberg, quizá la ópera del repertorio con peor prensa. Mi conocimientos previos sobre Meistersinger se resumían en estos tres puntos:

  • Una comedia (!) escrita por el tío más impostado y aburrido del planeta, que es capaz de hacer de cualquier tema inocente un rollo místico insoportable.
  • Una obra larga como un día sin pan, en la que apenas sucede nada, con efectos terapéuticos similares al Tour de Francia.
  • Un manifiesto antisemita y ultranacionalista, en que el final feliz consiste en que el ario humille al judío ante todo el pueblo.

Con toda esta información previa sobre la ópera, entenderéis, queridos lectores, que no me haya pasado mis ya casi 10 años de afición deseando conocer esta obra imprescindible. Pero ahora, inmerso en mi reto de las 52 Óperas del Año, preparándome para mi primera vez en el legendario festival de Bayreuth y mientras leo un fascinante libro sobre Winifred Wagner y el Bayreuth de la época nazi, había llegado el momento de afrontar mis fallas en el canon del genio de Leipzig. Del Holandés errante di cuenta hace diez semanas, hoy le llega el momento a los Maestros.

Die Meistersinger von Nürnberg es una ópera única en muchos aspectos. Es la única obra wagneriana de madurez en que lo sobrenatural no hace acto de presencia, que está situada en un lugar y momento histórico concretos (Nuremberg, siglo XVI), la única opera cómica entre tanto drama y tanta tragedia. Precisamente, es esto último lo que marca el carácter de la ópera. No estamos hablando de una comicidad genuina, como pueden ser unas Bodas de Figaro o un Falstaff: la obra abunda en momentos burdos, como todo lo que tiene que ver con Beckmesser. Pero sí que se percibe una ligereza, un candor, ausentes en normalmente de las obras de Wagner. Y a veces, hasta se te escapa una sonrisa.

La finura del humor  wagneriano

La finura del humor wagneriano

La historia, a primera vista, no tiene demasiada enjundia. Chico conoce a chica. Chica quiere a chico. Chico quiere a chica. Señor mayor feo, estúpido y desagradable también quiere a chica. Para poder casarse con la chica, el chico y el señor tienen que pasar una prueba: una prueba de canto. Como era de prever, el señor fracasa miserablemente, y el chico se lleva a la chica de premio, aclamado por el pueblo.

Pero detrás de esta historia se esconde algo mucho más interesante: la contradicción entre el arte tradicional, que sigue los cánones, representado por Beckmesser, el crítico (viejo rijoso) y el arte nuevo, de inspiración y adrenalina, que toma la figura del joven Walther. El canto nuevo de Walther, no rimado y lleno de metáforas atrevidas y tonos desconocidos, asusta al principio a los maestros cantores. Es ruido. Solo uno de los cantores, el zapatero Hans Sachs, es capaz de apreciar lo sincero y valioso que hay en el arte del joven Walther.  Tiene una sospecha: como con todo arte verdadero, al pueblo le gustará. Por supuesto, tiene razón. Con un poco de asesoramiento del maestro Sachs, la canción de Walther gana el concurso, frente a un humillado Beckmesser, que intenta cantar la misma canción y fracasa. Fracasa porque no entiende nada.

Para los tradicionalistas, el arte nuevo es incomprensible, ofensivo, decididamente feo; para los vanguardistas, lo antiguo es aburrido, absurdamente reglado: debe ser destruido.

Para los tradicionalistas, el arte nuevo es incomprensible, ofensivo, decididamente feo; para los vanguardistas, lo antiguo es aburrido, absurdamente reglado: debe ser destruido.

La música de Meistersinger es un pequeño broche hecho de filigrana: fluye irreprensible, no hay un solo minuto de baja inspiración, cada segundo esconde una sorpresiva. Pero no esperes encontrar joyas que intenten llamar tu atención: esas las dejó, para bien y para mal, para sus otras obras. Es el Wagner más contenido, el más sincero de todos en su obra más profundamente humana. Consigue algo muy difícil, no aburrir en cuatro horas y media de ópera, ni recaer en sus vicios de Soy genio y lo sé porque yo lo valgo. Quizá por eso, el final bombástico tras el discurso de Hans Sachs sobre el arte alemán resulta una pequeña decepción en esta obra tierna y pequeñita.

Dejo para el final lo más problemático de la ópera. el personaje de Beckmesser. Para muchos, un estereotipo de judío, el personaje más criticado de todas sus óperas, que muestra las inclinaciones antisemitas de Wagner. Un espíritu pequeño (kleingeistig), odioso y risible. Pero hay algo que falla en esta interpretación: Beckmesser es el más tradicionalista de todos los personajes de la ópera. Se le presenta como une ofensor ciego del arte de Núremberg: jamás se le muestra como un elemento externo, como un extranjero. Por ello, para mí Beckmesser es más bien una caricatura de los críticos que se opusieron a su forma de arte. En Walther veo a un Wagner rejuvenecido y romántico, que aún busca destruir todo lo que vino antes de él. Hans Sachs es él mismo, como anciano, patriarca del arte germánico: es el combinar lo nuevo y lo viejo bajo una estructura armónica. Hans Sachs es la síntesis en que las dos formas de arte tienen cabida.

¿Y vosotros, sois Beckmesser, Walther o Sachs?

Mi veredicto

Die Meistersinger von Nürnberg, escuchada por primera vez en los días 23, 24, 26 y 27 de julio, con esta grabación.

Te gustará si… eres Sachs: te gusta contemplar la belleza de la vida al pasar, eres ya mayor o naciste mayor.

No te gustará si… eres Walther: esperas fuegos de artificio, efectos y bravos de tifoso.

Mi puntuación: 9

Y ahora, os dejo con la romantiquísima canción de Walther, la canción que le gana el premio de los Maestros y el corazón de Eva.

Una duda, ¿a los que son como Beckmesser, les gusta esta ópera?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s