Semana 5: Castor et Pollux – Rameau

¿De qué hablar cuando una ópera no te llega? ¿Qué puedes contar a tus comilitones operísticos después de un día decepcionante, en que por más que lo intentaste, no consigues conectar con la obra? En esos caso, siempre asumo: la culpa es mía. Si tantos aficionados disfrutan de Rameau, y yo no, la culpa tiene que ser mía, ¿verdad?

Pero basta ya de lamentos, que aquí hemos venido a disfrutar.

La historia de partida es bastante interesante, más allá del típico “chico conoce chica”. Es una ópera de relaciones entre cuatro personajes, con una pareja de hermanos, Castor y Pollux, y una pareja de hermanas, Télaïre y Phébé. Mientras que Castor y Pollux se quieren como buenos hermanos que son, Phébé es una zorra implacable que no ceja hasta hacerle la puñeta a su hermana Télaïre (de la que, lógicamente, todo el mundo está enamorado). En resumen: Castor ama a Pollux, que ama a Télaïre, que ama a Castor, que es amado por Pollux, que no es amado por Télaïre, que es odiada por Phébé, que ama a Castor, que no ama a Phébé. Un lío, vamos…

Relaciones Castor et Pollux

Castor et Pollux for dummies. Los corazones son amor y las calaveras…

De esta constelación de relaciones sociales resulta una trama más que interesante: Polux y Télaïre están comprometidos, pero Polux renuncia al matrimonio en favor de su hermano. Cuando todos (menos la zorra de la Phébé) celebran la felicidad de los recién casados, son atacados por un enemigo (instigado por la envidiosa de turno) que mata a Castor. Pero no es que Phébé sea tonta y diga “ni pa ti ni pa mí”, no. Tiene un plan: le propone a su hermana que si renuncia al amor de Castor, ella utilizará sus poderes demoníacos para devolverle a la vida y casarse con él. Menos mal que llega el gallardo Pollux (que, por cierto, es hijo de Júpiter) y resuelve ir a buscar a su hermano perdido en el Hades. Nadie puede ir contra las leyes de la muerte, le dice su padre, pero como son hermanos, pueden descambiarse, porque total, nadie iba a notar la diferencia. Sin embargo, esta maravillosa solución no satisface a nadie: Castor se siente culpable del sacrificio de su hermano, Télaïre no puede gosar de su amante porque está depre. Phébé, después de hacernos sufrir durante dos horas, nos hace un favor y se suicida y por fin viene el dios Jupiter y en un maravilloso deus ex machina dice que era broma y que los dos hermanos podrán vivir felices. Se los lleva al cielo donde viven como constelación, mientras la naturaleza les adora y Télaïre se queda compuesta y sin novio.

Con una trama tan divertida, yo que me he criado con telenovelas venezolanas, solo cabe esperar una noche emocionante, mientras sigo las peripecias de mis hermanas favoritas. Pero oh, la ópera, antes que teatro, es música. Y si la música te deja tan indiferente como me dejó a mí, no hay nada que hacer. Acabas deseando que aparezca Júpiter y los mate a todos. Y eso viene de un apasionado de Monteverdi.

¿Qué me falla en la música? Vamos a escuchar la que supongo que es la aria más conocida de esta ópera.

 

La música es, sin duda agradable. Irreprochable. La melodía es de una belleza indudable, cristalina, inmaculada. Pero carece de la genialidad melódica de Händel, del dramatismo desgarrado de Monteverdi, de la sensibilidad de Mozart, de la melancolía de Gluck. Después de una hora, mi cabeza no era capaz de diferenciar arias, ballets, personajes y melodías, en un totum revolutum lánguido y agradable como el hilo musical de mi dentista. Me fui al acabar la obra, después de aplaudir, sin entusiasmo a los cantantes, que francamente lo habían hecho muy bien. A casa, entristecido, y preguntándome. ¿Es mi culpa? ¿Estamos destinados Rameau y yo a la incomprensión mutua? ¿Mejorará mi opinión con escuchas posteriores?

Ho una speranza ancora

Mi veredicto

Castor et Pollux, escuchada por primera vez, en vivo, el 30 de mayo de 2014, en la Komische Oper de Berlín, con el siguiente reparto.

Te gustará si… eres curioso y quieres expandir tus horizontes hacia un mundo de placidez.

No te gustará si… para ti la ópera es sangre, sudor, lágrimas y semen.

Mi puntuación: 4

Os dejo con una de las pocas melodías que se me han grabado en la memoria, el aria amorosa de Castor en el Acto I.

Anuncios

11 pensamientos en “Semana 5: Castor et Pollux – Rameau

  1. Buenas!

    Tengo una curiosidad: las óperas que has escuchado enlatadas (sea audio o vídeo), ¿las has escuchado sólo una vez? ¿O te has pasado la semana “currándotelas”?

    Me ha encantado la ilustración para dummies 🙂

    • Las enlatadas las escucho una sola vez, pero es posible que en el tiempo hasta que escriba el post, me la haya puesto la ópera de fondo. Pero eso lo hago también con las vistas en vivo. Trato siempre de reflejar lo que he sentido en la primera escucha: dar una perspectiva sobre qué siento en el procesos e descubrir 52 óperas en 52 semanas y no el resultado de un estudio.

      Y las puntuaciones son totalmente subjetivas. Muy probablemente, si ahora me estudiase esta ópera la vería con ojos muy distintos y tendría otra nota muy distinta. Simplemente puntúo el disfrute que me ha proporcionado conocer la ópera.

      • Me gusta la idea de la valoración en primera escucha; seguramente por eso voy a ver las óperas que no conozco “no preparándome” a conciencia, ni una nota! Pero tiene su riesgo (aburrirte como una ostra con una ópera que un buen día se te revela como algo magnífico, glups!)

      • Así de arriesgado soy 😉

        Ahora en serio, no soy musicólogo, músico, cantante o crítico, por lo que, como aficionado de a pie lo único que puedo ofrecer es una perspectiva muy personal sobre lo que veo y conozco. Para mí, se trata de comunicar mi amor por la ópera e invitar a los demás a conocer cuanto más mejor. Quiero ser espontáneo, entretenido e informativo, pero no docto o técnico.

  2. No, si lo decía por mi! No voy a explicar en público qué ópera me pareció un tostón 😛

    Estate tranquilo: eres espontáneo, entretenido e informativo 😉

      • encontre tu blog en el foro de una noche en la opera…mil disculpas que me haya atrasado en responderte pero casi no me he conectado. estudio arquitectura de interiores y he tenido unas semanas de locura entre entregas y examenes. que bueno que te haya gustado mi blog, trato de publicar siempre que puedo. si andas buscando alguna version en especifico no dudes en consultar. Saludos desde México!! 🙂

      • Ah, vale. Ya sé quién eres en el foro, es que al principio no caía. Muchas gracias por tus comentarios y suerte en tus exámenes. ¡Saludos desde Alemania! 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s