Semana 3: Der fliegende Holländer – Wagner

Escuchada en la maravillosa versión de Knappertsbusch, gracias a la recomendación de la mejor abogada que puede tener esta ópera romántica.

En primer lugar, es cierto. A estas alturas de la película, seguía sin conocer el Holandés errante. Me da un poco de vergüenza, pero es así. Pasamos al siguiente punto.

Se suele considerar esta ópera como el momento en que Wagner corta con la tradición operística. creando un estilo absolutamente personal. La primera de sus óperas del canon. Pero mi impresión ha sido absolutamente contraria. Veo en el Holandés un ejemplo de cómo Wagner domina la ópera romántica y cómo es capaz de utilizar todas sus estructuras de una manera absolutamente magistral, aunque no especialmente personal. No hay nada en los duetos, tercetos o coros que para mí diga “Soy Wagner”, que sean inconfundibles con uno de Weber. Eso vendrá después.

Wagner crea aquí la ópera romántica casi perfecta. Adapta una historia un tanto insulsa de una forma magistral, con una estructura dramática que no deja momento al aburrimiento (pero sí a la impaciencia, en el principio del Acto III, y eso es una virtud). Y, cosa rara, tremendamente concisa. No sobra ni un solo minuto, porque la música es de una calidad excepcional, casi continua. Los únicos momentos de anticlímax lo son porque Wagner quiere que lo sean. Y los momentos de clímax… El maravilloso dúo en que Holandés y Senta se “conocen”, ese coro en pianísimo durante la balada de Senta de dejarte sin aliento, la canción del timonel o el tristanesco final, no sabría con cuál de ellos quedarme. ¿Y qué es lo que le falta? La genialidad en la melodía pura, que en una ópera de este tipo queda manifiesto. Terminas la ópera no siendo capaz de recordar ninguna melodía individual. ¿Pero qué importa cuando la música es de una calidad tan apabullante?

Se suele decir que Otello es la ópera más wagneriana de Verdi. Para mí, Holandés, por la magistral utilización de la tradición, por el tratamiento de la voz, por la concisión, y muchas razones más, es la ópera más verdiana de Wagner.

Mi puntuación: 9

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s